Boca del Río, Veracruz, México Jueves 27 de abril de 2017
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp
Logo Portada
El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Línea Política
El índice de natalidad
Agustín Contreras Stein
Mar 2, 2017 / 13:36
UNO DE LOS grandes problemas que tiene la Ciudad, el Estado, la Nación misma y en el resto del mundo, es el crecimiento desmedido de la población.

Ya no alcanzan los alimentos, tampoco es posible proporcionar servicios, empleo, medicinas, en pocas palabras, calidad de vida para los humanos, debido a que el número de habitantes en el planeta, ya se ha multiplicado muchas veces.

Surge, por lo mismo, el asunto de la inseguridad, que aún con la creación de cuerpos policiacos especializados, como la Gendarmería, en nuestro país, y que ahora ha llegado dos importantes ciudades de Veracruz, este fenómeno no se erradicará tan fácilmente, porque todos los días, segundo a segundo, nacen nuevos seres humanos que vienen a reclamar, como su derecho a la vida, todo lo que requieren para poder vivir.

El tema de la natalidad, no se ha tocado, cuando menos hasta hoy, como un asunto de vital importancia para los gobiernos del mundo, de nuestro país y de nuestro Estado, sencillamente, porque ni para eso han tenido tiempo, pues las necesidades son tantas para responder a las exigencias ciudadanas, que este problema ha pasado a segundo término.

Sin embargo, es necesario tomar cartas en el asunto, como alguna vez, ya sucedió en México, y en el mundo mismo, pues este problema se advirtió desde hace varias décadas, procurando que la fecundidad se pudiera revertir, pero no llegó a concretarse como un mero compromiso universal, sino que fueron aplicándose fórmulas para detener el crecimiento demográfico, como fueron la invención de los medicamentos que sirvieron, en determinado momento como anticonceptivos, pero donde no hubo acuerdos generales y el Estado, fue perdiendo, de alguna manera, la rectoría al oponerse, principalmente, la iglesia, a que se siguieran aplicándose métodos anticonceptivos y deteniendo el nacimiento de personas, por considerar que se atentaba en contra de Dios, pues se afirma, dentro de la misma organización católica, que las personas deben tener los hijos que el mismo Dios, les da, es decir, que nadie podría atentar en contra de esta creencia manejada estratégicamente por los ministros religiosos.

Pero esos programas emprendidos en determinado ocasión, pudieron haber salvado la situación en que se encuentra el mundo ahora.

Para los gobiernos, se ha complicado mantener a tanta gente, porque es necesario, darles empleo, otorgarles salud a través de los centros médicos, darles, asimismo, educación, proporcionales en sus hogares el agua, la electricidad y en todo caso, una calidad de vida que les permita vivir con dignidad.

El índice de natalidad, es muy alto y a este paso, no pasará mucho tiempo en que todos los pueblos de la tierra, tengan que sufrir las consecuencias más graves de sus respectivas historias.

Nada detendrá, como esta sucediendo en México, en nuestro Estado, en nuestra ciudad, el fenómeno de la delincuencia, porque nace, en gran parte, de las necesidades de subsistencia, aunque haya otros casos en que necesariamente, se trate de enfermedades mentales o algo parecido.

Y esto se comenta, porque llama profundamente la atención que Xalapa, la capital del Estado, haya solicitado a través de las autoridades municipales y estatales, la presencia de más cuerpos policiacos que ataquen frontalmente los problemas de la inseguridad, que a decir del propio alcalde de la ciudad, no resolverá del todo el asunto de la delincuencia en la ciudad, pero en algo ayuda.

Urge pues, disponer de políticas más concretas para detener el índice de natalidad que esta creciendo permanentemente y generando los problemas de inseguridad, como una de las primeras manifestaciones de que ya se ha llegado al punto en que ha comenzado la sentencia de que el hombre será el lobo del hombre.

Vemos, pues, como los gobiernos, se preocupan por tener recursos suficientes para enfrentar los retos económicos, pero no vemos ni sabemos que se haya iniciado, de nueva cuenta, un programa específico a buscar que se detenga el crecimiento poblacional, que es el principal origen de todos lo que esta sucediendo ante las necesidades de los pueblos, especialmente Veracruz, que ya no aguanta más y que reclama, ante todo, preocupación constante por crear más empleos y mejores perspectivas de vida.

-----------------------------

LOS PRECANDIDATOS de los diversos partidos políticos, que ya han surgido para buscar las candidaturas correspondientes para tener la oportunidad de llegar a gobernar a los municipios veracruzanos, no tienen, hasta ahora, ningún programa o proyecto, que indique alguna manifestación política para solucionar los problemas de crecimiento poblacional.

Tampoco, en este asunto electoral, se toca el tema, porque lo consideran innecesario o es que sus asesores no les han propuesto buscar alternativas para solucionar este problema, ya que se centran, especialmente en ofrecer mayores posibilidades de hacer obra material, dando mejores servicios y ampliando la cobertura para más gente, cuando, en realidad, lo que se debiera pensar es como reducir las necesidades imperantes ante la presencia de tantos habitantes que como se sabe, en Xalapa, es un fenómeno que no esta ajeno, de ninguna manera, a los problemas que se generan en otros lados del mundo.

Hay que pensar como detener el crecimiento poblacional, para que mañana, se puedan otorgar servicios más eficientes, más baratos, a una población ya existente y que reclama, como es su derecho, que las autoridades municipales, les proporcionen todos estos elementos para poder seguir viviendo, aunque las colonias que se han creado recientemente, no tengan muchas facilidades para hacerles llegar el agua, principalmente.

Es algo en que los precandidatos y todos los aspirantes a una posición de carácter municipal, o estatal, debieran tener en cuenta ahora que están en busca de trabajar, como todos dicen, a favor de la ciudad y no de intereses particulares.

La lucha, desde luego, es titánica y difícil de llevarla a cabo, pero vale la pena intentar mejorar las condiciones de vida a través de programas definidos y dirigidos a la población municipal, donde hay, todavía, desconocimiento, de los grandes retos que se avecinan para poder cumplir con todos ellos, más los que, como hemos comentado, nacen segundo por segundo.

------------------------------

LOS VERACRUZANOS, conocemos, todos los días, de nuevos actos de la delincuencia.

Pareciera que la presencia de los cuerpos policiacos especializados, se ha vuelto un reto para las autoridades locales, estatales y nacionales, porque en lugar de disminuir la inseguridad, esta se incrementa en todos los rincones del Estado.

Y aunque se diga que no se habrá de dar espacios a la delincuencia, el fenómeno violento que se ha apoderado del Estado, sigue en sus mismos términos, es decir, generando un escenario de pavor en todas partes y de alguna manera, haciendo retroceder el desarrollo nacional, y estatal.

El temor sigue apoderándose de todos los habitantes de esta entidad, donde los esfuerzos de las autoridades, no parecen tener el éxito que se esperaba y obligando a que se tomen nuevas estrategias para el combate sostenido a todos los grupos y delincuencia en general, que azotan a la entidad veracruzana.

La gendarmería hará su trabajo, pero mientras no se apliquen programas de empleo y de satisfacción de las necesidades más urgentes, habrá quien busque la alternativa de delinquir-

-------------------------------

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx


CD/YC



















COLUMNAS
Logo Inferior
Antón de Alaminos 236 entre Av. Américas y Paseo Jacarandas
Fracc. Virginia / Boca del Río, Veracruz. / C.P. 94294

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio