Boca del Río, Veracruz, México Martes 25 de septiembre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram


El tiempo en Boca del Ro, Veracruz:
El Terremoto que vino
El Terremoto que vino
Manuel Zepeda Ramos
Jul 8, 2018 / 20:08
A una semana de que haya sucedido en México un terremoto de altísima intensidad electoral, escribo este artículo en tiempos en que el ciudadano mexicano parece haber llevado al mandato de las urnas la transformación radical del futuro nacional.

Tan solo unos minutos después de las ocho de la noche del domingo primero de julio, José Antonio Meade Kuribreña -yo voté por él-, con enorme valentía y patriotismo de un servidor público que ha puesto su talento al bien estar de la Nación, enfrentó su derrota al salir a reconocer, ante los medios de comunicación de México y el Mundo, que los votos emitidos no le favorecían. De inmediato, la noticia invadió al Planeta. Poco a poco, las encuestas de salida primero y el conteo rápido de resultados después, empezaron a darnos el parte de lo que ya era el gran triunfo de Andrés Manuel López Obrador en su tercera elección en busca de la Presidencia de la República, la última decía, o el retiro definitivo a su rancho de Palenque. Las entidades Federativas en elección iban cayendo, conforme se iban conociendo los datos, bajo el influjo de Morena y la información electoral de gran mayoría, hacían que México se fuera tiñendo, muy rápidamente, del color de Morena. Para la media noche, más de uno afirmaba que el Congreso de la Unión y más de 17 congresos estatales eran ganados por Morena, lo que le permitiría al triunfo de AMLO y el Poder Legislativo a su favor, el hacer las modificaciones constitucionales que se imaginaran para el bien de México. Una semana después, algún medio de circulación nacional ha sostenido que esa mayoría absoluta tal ves no fuera tan cierta y el Presidente de la República habría de negociar con algunos partidos de oposición los asuntos legislativos, después de los conteos intensivos y la revisión de las urnas que surjan, una ves que se hagan valer las denuncias electorales que seguramente se habrán de perseguir. Al respecto, el académico y constitucionalista Diego Valadez afirma que el “ejemplo personal de AMLO no será suficiente, pues el hecho de tener mayoría en el Congreso hace correr el riesgo de que todo el sistema sustituya la corrupción por la arbitrariedad. Veremos. Siempre es mejor para un país la existencia de contrapesos y no la voluntad de un solo hombre en los destinos de una nación.

La noticia de gran aliento y tranquilidad ha sido la ecuanimidad de AMLO para con sus adversarios, al lado del gran recibimiento de sus seguidores por el triunfo: la noche del domingo primero de julio, el pueblo de la Capital se volcó a celebrar a su lado el triunfo histórico de Morena. Los traslados de AMLO y su familia esa noche por las calles de la CDMX eran acompañados por multitudes que hacían suyo el triunfo electoral como no pasaba desde hacía buen tiempo.

La reunión con el presidente Peña Nieto en Palacio Nacional, fue significativa. Contra todos los pronósticos, fue una reunión cordial y alentadora de que la transición habrá de llevarse en paz, como sucede en toda gran Nación. Lo mismo fue con los empresarios y el deseo de estos de estar en sintonía con el desarrollo nacional. Fueron señales importantes para los mercados que han tomado nota y se han tranquilizado. El peso se ha venido apreciando. México avanza. Se percibe tranquilidad e interés por el futuro.

El gabinete de AMLO empieza a ser ratificado, conforme van surgiendo responsabilidades inmediatas por asumir.

Una de ellas, atañe directamente a Chiapas. Alfonso Romo, que habrá de ser el jefe de la Oficina de la Presidencia, dijo en una entrevista con Leonardo Curzio que Chiapas y Tabasco tienen fortalezas de una gran nación, por su enorme riqueza. La existencia de agua en sus territorios las distingue ante el concierto nacional e internacional. Hay países, dice Romo, que tiene que desalar agua de mar para poder desarrollar su agricultura. Además, la existencia en territorio chiapaneco de hidroeléctricas, continuó el jefe de la oficina de la Presidencia, las hace entidades federativas listas para el desarrollo de actividades agro industriales, en coordinación con Centro América.

Esa aseveración, que me llena de optimismo, nos pudiera colocar en la ante sala de un gran desarrollo agropecuario e industrial que le dé a nuestra entidad federativa un futuro promisorio. Las grandes reservas de aguas nacionales, que ya están en el Sureste de México, habrán de permitir grandes proyectos de desarrollo que estrechen las brechas entre el norte y el sur y nazca de una ves por todas el tan ansiado desarrollo del Sureste Nacional.

En las próximas semanas intentaré analizar las enormes fortalezas que Chiapas tiene para el futuro nacional.
El terremoto del primero de julio, pudiera traer enormes perspectivas para nuestro querido Chiapas.
Ya veremos.

* Las opiniones y puntos de vista expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan la línea editorial de Cambio Digital.

CD/JV
COLUMNAS
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio