Boca del Río, Veracruz, México Sábado 20 de octubre de 2018
Logo Twitter Logo Facebook Logo Instagram Logo YouTube Logo RSS Logo Whatsapp Logo Telegram

El tiempo en Boca del Río, Veracruz:
Oct 9, 2018 / 12:40
Feminicidas se hacían ‘amigos’ de las víctimas antes de atacar
Feminicidas se hacían ‘amigos’ de las víctimas antes de atacar
Ciudad de México.- Juan Carlos “N” y Patricia “N” tenían por lo menos 6 años matando mujeres. Entre sus víctimas también se cuentan adolescentes como Luz del Carmen Miranda, de 13 años de edad, también de la colonia Jardines de Morelos, Ecatepec, Estado de México.

Mi hija desapareció el 12 de abril del 2012. Ella fue sacada de mi casa y no nos explicábamos como. Cuando salió dejó la puerta abierta y la televisión prendida”, cuenta Araceli González Pérez, madre de Luz del Carmen.

El cuerpo mutilado de la menor fue encontrado un año después, arrojado a unos 500 metros de su casa en un terreno baldío de la colonia Lázaro Cárdenas, donde incluso el padre acompañó a Juan Carlos a tirar la basura.

La encontraron. Nada más me entregaron el torso, sin piernas. De hecho, el también refiere en su entrevista que la desmembró, la fileteó y sacó bisteces de las piernas de mi hija para comérselas”, narró Araceli.

En este caso al igual que en el de Arlet, el asesino se encontraba en el mismo domicilio donde vivían las víctimas, pues rentaba una accesoria en la calle Monte Altan, debajo de donde vivía Luz del Carmen.

Era mi vecino, éramos prácticamente amigos. Íbamos a comer a su casa, él iba a comer a mi casa. Con engaños sacó a mi hija diciéndole que le iba a vender bisutería”.

Juan Carlos “N” trabajó incluso con el papá de su víctima.

Desgraciadamente yo le ayudé en sus gastos, me lo llevé a trabajar conmigo. Yo me dedico al aluminio y al vidrio, y me lo llevé a trabajar para que tuvieran dinero. Se manifestaba normal, usted lo veía y parecía una persona normal, trabajador humilde”, comentó Jorge Miranda, el padre de Luz del Carmen.

Con sangre fría, el presunto homicida, quien se cambió dos años después a una vivienda cercana en la calle Monte Chimborazo, les preguntaba cómo iban las investigaciones y fue a declarar.

Nunca sospechamos de ellos, pues el señor muy inteligente se hizo nuestro amigo, nos sacaba a nosotros la información, nos preguntaba a nosotros cómo iba el caso de Luz, se veía preocupado, pero nunca nos imaginamos, hasta llegó a ir a declarar del caso de mi hija”, dijo Araceli.

Por seis años los padres de Luz del Carmen se preguntaban él porqué y quiénes eran los responsables de la muerte de su hija, hasta hace unos días que vieron las noticias y se percataron de que su exvecino sería el responsable de varios asesinatos.

A mí ninguna autoridad me avisó. Me enteré porque soy miembro de una asociación que se llama Madres buscando a sus Hijos. Empiezan a decir que eran feminicidas y todo. Comienzo a ver que de mi sección a la sección de enfrente, que es Playas, hay muy poca distancia. Me mandaron fotos de los dos y los reconocí porque eran mis vecinos. Desde ahí supe que ellos mataron a mi hija”, explicó Araceli.

De inmediato se presentó a la Fiscalía para corroborar que se trata de los asesinos de su pequeña.

Me lo confirmaron al siguiente día que fui a la fiscalía a enfrentarme a ellos, a preguntarles por qué y dónde estaba mi hija. Yo no había querido hacer público que la había encontrado, y él me contestó que ya sabía que yo la había encontrado, que yo ya la tenía. Fue una persona muy fría, nos encaró, nunca bajó la vista, nunca sintió pena. Mi esposo le preguntaba por qué y el decía que ya había declarado todo. Su esposa dijo que no sabía nada”.

Después de años de incógnita, al leer la declaración de Juan Carlos supo cómo fue que desapareció su hija.

Pido ver la carpeta. Él dice cómo la capturó y la mató. Dice que se pasó estudiando un tiempo a mi hija y como vio que le gustaba la bisutería, pues lo planeó. Él subió a mi casa y le dijo que bajara a la de él porque su esposa le quería mostrar unos aretes y unas pulseras. Entonces cuando mi hija entra ahí la captura”.

Además, se logró enterar qué hacían con los cuerpos.

Se supone que las violaba, las mataba. Los cráneos los destazaba y los vendía a los satanistas santeros”, dijo el Jorge Miranda.

Ahora tienen miedo de que con el argumento de que están presuntamente mal de sus facultades mentales puedan burlar a la ley.

La verdad no sé cómo van a reaccionar las autoridades. Yo he estado escuchando que lo quieren declarar loco, que la señora era retrasada mental. Yo puedo decir que el señor era normal y la señora no tiene una discapacidad mental”, puntualizó.

Excélsior.com

CD/YC

Notas Relacionadas:
Sin Notas relacionadas


EN TIEMPO REAL
Logo Inferior

Teléfono: (229) 922-97-15 / redaccion@cambiodigital.com.mx

/
/
/
/
/
Consejo Editorial

Derechos Reservados® Cambio Digital 2015
Logo Radio